Cabecera 07 Cabecera 02 Cabecera 08 Cabecera 04 Cabecera 11 Cabecera 10 Cabecera 05 Cabecera 01 Cabecera 09 Cabecera 12

Información general

La revista PÁTINA surgió en 1985 como boletín de noticias de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Fruto del esfuerzo generoso de unos pocos profesores del Centro, entre ellos destacó por su empeño la figura del ya fallecido Raúl Amitrano.

Pronto se vio el valor de la revista como medio de difusión de conocimientos en un campo por aquel entonces huérfano de publicaciones en castellano. Además, la revista se convertiría rápidamente en una herramienta ideal para nutrir de fondos la biblioteca de la Escuela, pues se emplea como moneda de intercambio de numerosas publicaciones editadas por distintas instituciones internacionales de prestigio.

El número 17-18 de PÁTINA, publicado en otoño de 2014, fue el primero en editarse exclusivamente en formato electrónico. Tanto dicho número como el último en aparecer, el nº 19, están disponibles en nuestra página web para su visionado y descarga directa, de modo que el usuario que así lo requiera puede imprimirse sus propias copias de los artículos que más le interesen.

Por otro lado, en el citado nº 17-18 la revista estrenó también la figura del evaluador externo. A partir de entonces, para que un artículo sea publicado debe ser validado necesariamente por dos de estos evaluadores ajenos a la ESCRBC. La limpieza del proceso está garantizada tanto por el anonimato de estos colaboradores externos –especialistas en el campo de estudio del artículo que deben evaluar– como por su desconocimiento de la identidad del articulista.

Al tratarse de un proyecto no remunerado, la periodicidad de la revista ha dependido siempre de la disponibilidad de sus colaboradores. En todo caso, en sus más de treinta años de existencia ininterrumpida, se han publicado 19 números (varios de ellos, dobles), lo que arroja una periodicidad media inferior a la bienal. Para el futuro inmediato, pretendemos lanzar un número por año. El tiempo dirá si es viable este ambicioso objetivo.